A los aprobados, a los suspensos, a los indignados y a los que no lo estén

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A los aprobados, a los suspensos, a los indignados y a los que no lo estén

Mensaje  El que faltaba el Sáb Dic 17, 2011 7:25 pm

En primer lugar, quiero decir que me he presentado al examen de oficial y lo he aprobado. Quiero dar la enhorabuena a quienes lo han conseguido, en cualquiera de las categorías, y enviar ánimos a quienes no lo han conseguido.

No puedo hablar por los segundos, ya que no estoy en su situación, aunque me puedo imaginar la frustración que deben tener. Lo que quiero manifestar es mi sentir.

He aprobado y no estoy contento. No lo estaba antes de celebrarse los exámenes ni lo estoy después de que se hayan celebrado. Hubiera preferido unos exámenes 100% legales y no tener que estar dependiendo de que el Supremo de o no el visto bueno a unos exámenes como éstos.

Suponía que estos exámenes iban a tener mucha repercusión, pero mas aún después del resultado de los mismos. Porque estos exámenes, en lugar de certificar los conocimientos de quienes los tienen, lo que hacen es poner en tela de juicio nuestra profesionalidad y buen hacer, acreditado hora tras hora en nuestras oficinas. Siempre he pensado que me examino cada vez que dejo una escritura en el despacho de mi registrador para que la firme. A veces me equivoco, como todos, pero el 99,9% de las veces presento inscripciones perféctamente terminadas. De ese 99,9% de las veces, en el 98% ni siquiera he necesitado una actuación del registrador previa. Por norma general su actuación ha sido siempre a posteriori, justo en el momento de la firma.
No me quejo contra ésto. Lo prefiero así. Prefiero ver a mi jefe lo menos posible. ¿Que viene a trabajar 3 días en semana? Mejor si viniera solo un día.
Porque lo que tengo mas que comprobado es que en ausencia de jefe las oficinas funcionan mejor, hay mejor ambiente y las cosas salen adelante sin tener que andar riendo las gracias o asintiendo o viendo como otros asienten a situaciones que sabemos que son absolutamente injustas.
Y es que si en algo se dan una auténtica maña estos señores es precisamente en eso. En crear situaciones injustas y enfrentar al personal.
Como no podía ser de otra forma, lo han vuelto a hacer, esta vez poniendo unos exámenes que mas que legitimar deslegitiman.
Poniendo unos exámenes en los que se han producido una serie de circunstancias que hacen que algunos duden de la legitimación de quienes los han superado y de la falta de legitimación de quienes los han suspendido. Exámenes, como en todo, en los que volvemos a depender de la arbitrariedad de unos señores que utilizan unos criterios de evaluación distintos en cada comunidad, en cuanto a los de auxiliar primera, por el hecho de haber dejado grapada la solución del práctico y en cuanto a los de oficial por la falta de criterio a la hora de decidir si había que inscribir unas cosas u otras.
Y digo que estoy triste, porque en lugar de poder ir con la cabeza bien alta, gritando a los cuatro vientos que he superado el examen, tengo que ver cómo mi aprobado y el de tantos otros se pone en duda por una actuación que nosotros no hemos provocado. Exáctamente igual con quienes han suspendido.

No somos nosotros quienes hemos dejado grapada una hoja de mas, ni quienes hemos redactado un examen insufrible que ni los propios miembros del tribunal hubieran sido capaces de despachar en el tiempo dado.
No somos nosotros quienes hemos confeccionado una escritura que, de tener fincas en 2 o 3 registros, hubiera dado lugar a 2 o 3 calificaciones discordantes.
En el 2% de veces en que, como he dicho, he necesitado actuación previa de mi registrador (esa actuación que, por otro lado, es fundamental e indelegable como he tenido que estudiarme), no solo no he obtenido respuesta en las tres horas siguientes, sino que por norma general he tenido que darle algún recordatorio para no tener que rebajar un 30% el arancel.
En ninguno de los casos la resolución ha llegado sin previa consulta a los distintos cuerpos legales (todos ellos comentados, especialmente el García García).
Por supuesto, tampoco ha llegado la resolución sin previa consulta al historial de las fincas afectadas.
Sería impensable que un abogado tuviera prohibida la consulta a la ley y jurisprudencia para el ejercicio de su trabajo, pero parece que es lógico que un aspirante a auxiliar primera u oficial tenga absolutamente prohibida esta consulta durante la realización del ejercicio práctico y, además, no pueda consultar el historial de la finca porque no te lo faciliten.
Solo les ha faltado darles un ábaco a los que se examinaban de liquidadora, en lugar de dejarles utilizar la calculadora.

Y por culpa de la incompetencia de estos señores, que no saben redactar un examen y a las pruebas me remito, no solo en esta ocasión sino en todas las anteriores (reto a contradecirme a quien se haya presentado a un examen anterior en el que no hayan tenido que inventarse títulos o el historial de la finca no estuviera incompleto), me veo (nos vemos) ahora en una posición de vergüenza ajena y en una situación en que queda en entredicho nuestra profesionalidad y labor diarias.

Como dije antes, para los que han aprobado y para los que no: nuestro examen se celebra cada vez que ponemos algo a la firma, cada vez que nos aventuramos a dar una nota simple o cada vez que asesoramos o contestamos consultas a quien acude al mostrador, todo ello en atribución de competencias que ni nos corresponden ni se nos reconocen. Así que ni puñetero caso, estos exámenes no legitiman ni deslegitiman. Desafortunadamente condicionan la evolución de nuestras carreras profesionales de forma absolutamente injusta, pero no mas ni menos que lo que sucede cada vez que aparece por la oficina quien todos sabemos, concediendo privilegios o dando voces a quien creen que esa mañana tiene que pagar el pato por lo que anoche no les dejaron hacer en sus casas.

Así que enhorabuena a los aprobados, cualesquiera que hayan sido sus circunstancias, y ánimo a los suspensos, para quienes llegarán nuevas oportunidades. Unos y otros puede llevar la cabeza alta, no por el resultado de los exámenes, sino por sufrir esta pantomima y aguantar estoicamente.

Ahora que el Supremo decida lo que quiera. Se quién soy y a qué me dedico, de manera que la sentencia, sea la que sea, me da absolutamente lo mismo porque falle lo que falle seguiré sabiéndolo.

El que faltaba

Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Menos mal que aprobaste

Mensaje  puck el Sáb Dic 17, 2011 9:15 pm

Teniendo en cuenta que has aprobado, ni me imagino el ladrillo que hubieras soltado si llegas a suspender....


ENHORABUENA HOMBREEEEEEEEEEEE Wink lol! santa
avatar
puck

Mensajes : 374
Fecha de inscripción : 29/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A los aprobados, a los suspensos, a los indignados y a los que no lo estén

Mensaje  charlie el Dom Dic 18, 2011 1:11 pm

Palabra por palabra, éste es el texto que mejor refleja la situación creada con los exámenes.

Enhorabuena por el aprobado. Enhorabuena por tu exposición. Y enhorabuena por ser tan honesto y claro en tus ideas.

Un saludo.

charlie

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 30/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A los aprobados, a los suspensos, a los indignados y a los que no lo estén

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.